Reseña: La ruta de los huesos - Roberto Corral

by - miércoles, noviembre 28, 2018

Tras demasiado tiempo de espera hoy os traigo por fin la reseña de La ruta de los huesos, una novela histórica escrita por Roberto Corral. Ambientada en la guerra fría y con puntos de vista de ambos bandos esta obra tiene mucho que enseñarnos. Una obra para sufrir y aprender. 

La trama de esta obra nos narra la terrible historia de Bob Cooper, y de todos los que pasaron por su vida directa o indirectamente durante estos hechos. Bob Cooper era un profesor de universidad en Estados Unidos en los años 50, que vivía una vida pacífica y feliz con su mujer y sus dos hijas. Como otras tantas veces, la universidad les ofrecio hacer un viaje para ayudar a comunidades más pobres en la instrucción y construcción de estructuras para conseguir y transportar agua, construir huertos y ser autosuficientes. La última expedición sería a Corea, a un área muy empobrecita, junto a varios colegas y amigos de la universidad. 

Pese a la preocupante situación en la que se encuentra Rusia y sus fronteras, y las relaciones que tiene con EEUU en plena guerra fría, Bob no siente el peligro. Para el profesor la guerra es un problema lejano que en nada puede afectar a un profesor de universidad. Por lo tanto, comienzan su travesia hacia Asia con la intención de ayudar a estas regiones coreanas. Todo va bien hasta el último día en el pueblo. Él y sus colegas deciden salir a tomar algo para celebrar su última noche. Involuntariamente cruzan la frontera. Al día siguiente Bob se encuentra en una celda y solo uno de sus amigos ha conseguido escapar con vida. Un juicio totalmente amañado lo condena culpable de espionaje y lo envía a Kolyma. Su vida jamás volverá a ser lo que ha sido... 

Trabajadores de un gulag soviético

Esta historia está narrada en tercera persona y dividida en múltiples capítulos. Aún teniendo un protagonista claro, conocemos una cantidad inmensa de personajes. Todos y cada uno de ellos enormemente trabajados. A base de flashbacks intercalados en los capítulos, el autor nos presenta cortas partes de su vida: recuerdos, miedos, sueños... No importa el bando o la ideología del personaje, el autor consigue humanizar a todos ellos, mostrandonos sus lado mas personal y realista. Hace que empaticemos con personajes que serían calificados como "el malo de la película". 
<< La infancia es ese diminuto instante en la vida en que solo deseamos ser dichosos y hacer feliz al otro.>>
Aunque este sea un punto muy positivo de la obra, en mi opinión el autor ha querido abarcar demasido. La cantidad de personajes hace que la lectura se estanque y se haga algo tediosa. No han sido pocas las veces que me he sentido perdida teniendo que volver atrás en el libro o leyendo repetidas veces el mismo párrafo. Por desgracia, esto no es solo debido al estilo del escritor, que puede gustar o no, sino a causa de errores tipográficos como la falta de guiones en los diálogos, han hecho la lectura más compleja de lo que debería. Lejos de desanimar al escritor, creo que este tipo de fallos son fáciles de arreglar y que con apenas esfuerzo pueden mejorar enormemente la experiencia del lector.

Otro de los puntos más positivos de la obra es la ambientación. El autor ha puesto mucho esfuerzo en ofrecernos una lectura que nos transporte a la fría Siberia, a las humedas celdas de la KGB o a los cómodos hoteles de EEUU. El detalle de las descripciones está muy cuidado, y el estilo sencillamente me ha encantado.

<<El mundo no se detuvo ni un segundo en recuerdo de ese hombre...El trabajo no paró, ni lo haría; tan solo era otro prisionero muerto, uno más, uno menos.>>
Los hechos históricos que se nos cuentan tienen por supuesto también su gran importancia en la obra. La guerra fría y los terribles crímenes cometidos por ambos bandos no son muy conocidos en la población general hoy en día. Yo misma tengo que reconocer que sé muy poco sobre los gulags soviéticos, los actos cometidos por los capitalista o las promesas que llevaron la guerra a su fin. La propia carretera de Kolima, la ruta de los huesos, es algo que no conocía. Se dice que en la construcción de esta carretera murieron más de 100.000 personas cuyos huesos se usaron para reforzar la base para el asfalto. He aprendido mucho, y me ha dado ganas de aprender mucho más.

 <<Nadie sale vivo de Kolyma>>

Aunque como ya he comentado, la fluidez de la novela no es tan buena como podría, la historia es sin duda muy interesante. No creo que sea una lectura para todos los públicos, pero sí creo que los amantes de la novela histórica disfrutarán de esta obra. Nos enseña hechos que nunca deberían ser olvidados con personajes muy completos y trabajados. 


También te puede interesar...

4 comentarios

  1. ¡Hola! Yo leo histórica pero en pequeñas dosis así que no creo que este libro sea para mí. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Para no gustarme la novela histórica en general, sí que me gusta este momento histórico pero no sé si lo suficiente en esta novela 🤔 no lo sé, me lo tengo que pensar 😅

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Fíjate que este no sería mi tipo de lectura, hay cosas que me ponen en estado de angustia, pero es que por otro lado, me ha llamado la atención que se quiera humaniar a los personajes aunque tenga el defecto que hay tantos, por tanto, aunque no estoy muy segura si lo vy a adquirir si se viene conmigo apuntado:
    Un bes💕
    cdc

    ResponderEliminar
  4. Me gusta leer sobre las temas historicos :)

    ResponderEliminar

© Anaramitra. Todos los derechos reservados.